Crean mexicanos bioplásticos

Científicos mexicanos están desarrollando biopolímeros biodegradables, los cuales están fabricados con residuos agroindustriales y ácidos de bacterias modificadas y que podrían reemplazar a los plásticos convencionales derivados del petróleo.

Esta investigación se está desarrollando en el Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Los especialistas aseguran que hay muchos compuestos derivados de petróleo que se convierten en plástico y que pueden ser sustituidos sin problema por los bioplásticos o también llamados plásticos biodegradables.

Pero, ¿cómo se hace la fabricación de este material? Los científicos aseguran que se pueden producir en cantidades elevadas usando residuos agroindustriales, principalmente a partir de celulosa y hemicelulosa.

Una de las principales características de los biopolímeros es que son materiales amigables con el ambiente, éstos cuentan con varias aplicaciones en la vida cotidiana como contenedores y material de embalaje para alimentos, de igual manera tiene aplicaciones en la agroindustria y también en bolsas de plástico para diversos usos y para depositar basura.

De acuerdo con el investigador Alfredo Martínez, el ácido poliláctico si se combina con basura orgánica y se envía a un sistema de composta, el biopolímero será degradado biológicamente por los microorganismos presentes y no se tiene el impacto ambiental dañino que tienen los plásticos convencionales.

Pero éstos no son los únicos sectores que podrían interesarse en este descubrimiento de los científicos mexicanos. Por ejemplo el sector agrícola y la industria alimentaria son otros sectores donde potencialmente requieren constantemente plásticos y representa otra área de oportunidad para el trabajo. El investigador resaltó que incluso se puede ampliar el uso de este material, creando por ejemplo propaganda biodegradable.

Otra característica de los biopolímeros es que tiene tres puntos a su favor, y son las conocidas 3 R, es decir se puede reducir, reusar y reciclar. De esta manera todo el bioplástico que no se deseche y sea manejado adecuadamente se puede reutilizar.

Aunque el científico destacó que los plásticos biodegradables no implica que se degraden de un día al otro; se requiere de diferentes factores para que sea biodegradado, es decir, no se degradan en refrigeración o en otras condiciones en las que normalmente usamos los plásticos. Pero cuando están en condiciones de composta con basura orgánica y ciertos microorganismos, es cuando se degradan.

This entry was posted in noticias and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*