¿Cómo retirar ecológicamente el escombro tras una construcción?

Durante los trabajos de construcción, el escombro es inevitable. Los desechos procedentes de la obra ocasionados por derribo, demolición o caída de materiales suelen formarse por piedras, hormigón, tepojal, ladrillo, madera, metales, entre otros que se utilizan en la obra.

Debido a la incomodidad, mal aspecto y contaminación ambiental que provocan, el retiro de escombro debe considerarse una actividad urgente, que debe llevarse a cabo cuanto antes y de forma ecológica para no dañar el medio ambiente.

¡Comencemos!

Tipo de escombro según su origen

  • Residuos prefabricados de cemento, cerámica, madera, entre otros
  • Residuos armados en obra, como el hormigón, argamasa, castillos de varilla.

Existen normativas de seguridad para el retiro de cascajo, contemplado posibles accidentes a causa de los residuos, como incendios, plagas de animales, entre otras.

¿Cómo deben recogerse los escombros?

  • Levantamiento. El primer paso consiste en levantar los residuos grandes de piedra, metal o cerámica y depositarlos en un costal resistente, como los de yute. En caso de ser mucho el escombro, puede levantarse con pala y depositarse en una carretilla de transporte para evitar lesiones a causa de los materiales.
  • Eliminar el polvo. La parte más compleja del retiro de escombros es el polvo, ya que suele levantarse del suelo al barrer, contaminando aún más el entorno y, peor aún, dañando tu salud, ya que ingresa al organismo a través de las vías respiratorias y puede causar alergias en los ojos. Para deshacerte del polvo la forma más recomendable es utilizar un aspirador de alta eficiencia, de este modo dejarás el suelo libre de residuos y únicamente tendrás que cambiar el filtro de la aspiradora.
  • Última eliminación del polvo. Aun después de la aspiración, es común que siga saliendo polvo, así que es momento de barrer, pero antes rocía agua en el piso para que se forme lodo y sea más fácil recogerlo.

¿Y ahora, dónde llevo la basura?

Por favor, evita tirar el escombro al camión recolector ya que, en primer lugar, probablemente no se lo lleve, puesto que los restos de materiales son muy contaminantes y no deben ser llevados a vertederos, y muchos de ellos no se pueden reciclar.

Si la obra fue muy grande y el escombro es considerable, lo mejor que puedes hacer es contactar un recolector o transportista para que se lleve los residuos, ya que estas empresas suelen contar con maquinaria para reciclarlo y darle una nueva vida útil fabricando nuevos materiales para construcción.

De no contratar una empresa, busca contenedores específicos en tu localidad, para que la basura reciba un tratamiento ecológico y no incidas en un delito al tirarla en un terreno baldío o en la calle.

Por último, si quieres reciclar por ti mismo el escombro, puedes fabricar blocks o ladrillos con los residuos, incluso puedes aprovechar para desechar las pilas usadas, que también son muy contaminantes y requieren un tratamiento especial.

Tritura los materiales cerámicos, ladrillos, blocks y utiliza moldes de plástico para concreto; deposita adentro los residuos de escombro, pilas, baterías de litio y hasta puedes incorporar botellas de PET aplastadas.

Ahora vierte mezcla de cemento y deja endurecer. Una vez que tengas estos blocks puedes usarlos para seguir construyendo o crear mobiliario exterior, como una hermosa banca para jardín.

Espero que te haya gustado este artículo, déjame tus comentarios y compártelo en tus redes sociales.

This entry was posted in contaminacion, Reciclaje. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*