Alimentación ecológica, cuidando al medioambiente y a nuestro cuerpo

Uno de los principales problemas de la actualidad es la obesidad, la diabetes, los trastornos digestivos y otros problemas gastrointestinales que tienen su origen en una alimentación industrializada. Los nutriólogos y médicos especializados en el metabolismo saben que una buena alimentación ecológica y saludable es la base para cualquier dieta, ya que nos permite alcanzar un óptimo estado de salud.

Adoptar una alimentación ecológica, además puede ayudarnos en mayor medida a llegar hasta nuestro peso ideal, tener un determinado índice de grasa corporal, la adecuada cantidad de agua en el cuerpo y el deseado peso de músculo magro, por lo que, desde el punto de vista de la estética, la alimentación ecológica puede ayudarnos a obtener ventajas.

Al eliminar de nuestra dieta a los alimentos procesados e industrializados, podremos darnos cuenta a mediano plazo de un aspecto sumamente importante, como la salud de órganos determinantes en este aspecto, como es el caso del hígado, que ya no debe trabajar al triple para eliminar los químicos tóxicos que deterioran poco a poco a nuestro cuerpo.

Una alimentación libre de químicos consiste en consumir primordialmente alimentos que procedan del cultivo ecológico, esta nos permite no sobrecargar a nuestro hígado de sustancias químicas, que reducen la eficiencia de muchas de las funciones vitales de nuestro cuerpo, sino que además se refleja irremediablemente en nuestro peso y puede llevarnos rápidamente a enfermedades cardiovasculares, al deterioro muscular, a la diabetes y a la inmovilidad.

En Internet podemos encontrar cientos de remedios naturales que prometen ayudarnos a bajar de peso y a desinflamar el abdomen en poco tiempo, sin embargo su uso no es una solución, ya que este debe acompañarse de una buena dieta y ejercicio. Beber agua natural o con limón, infusiones de té verde, entre otros remedios, son útiles sólo cuando nuestra alimentación es lo más sana y natural posible.

Para esto, debemos buscar adquirir nuestros alimentos libres de sustancias químicas como los pesticidas, herbicidas, hormonas en el caso de los productos animales o cualquier otra sustancia añadida, lo que podemos lograr si consumimos alimentos ecológicos, que nos darán mayor energía al estar libres de elementos tóxicos.

Para esto podemos comprar los vegetales directamente con los productores locales o tener nuestro propio huerto, así como buscar alimentos orgánicos y evitar la comida chatarra; cocinar en casa, hacer nuestras propias botanas y bebidas con vegetales y frutas.

Actualmente muchas personas padecen problemas digestivos a, consecuencia de intolerancias alimentarias y de sustancias químicas que nuestro organismo no puede eliminar por tener saturados órganos tan importantes como el hígado o los riñones. Optemos por alimentos de origen natural, que también son de gran ayuda para evitar la contaminación que la industria alimentaria ocasiona cada año.

This entry was posted in Culturas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*