Desarrollan nuevos procesos para la madera de construcción en Europa

La Comisión Europea impulsa actualmente el programa Eco-Innovation First Application and Market Replication Projects, que tiene la finalidad de diseñar mecanismos para reducir el impacto ambiental de los recursos naturales, así como promover su uso óptimo mediante soluciones innovadoras, donde están involucrados procesos, productos, tecnologías y servicios de toda clase. El propósito final es combatir y disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Como parte de este programa, se encuentra CELLUWOOD (Laminated Strong Eco-Material for Building Construction made of Cellulose-Strengthened Wood), proyecto que busca el desarrollo de nuevos materiales para la construcción, todos ellos hechos de madera que procede de bosques sustentables y gestionados.

Uno de los retos del proyecto es superar la forma en que actualmente se produce la madera para la construcción. Éstas se obtienen de unir láminas de madera con adhesivos derivados del petróleo, por medio de procesos industriales que consumen grandes cantidades de agua. Entre los desarrollos que se han alcanzado, está un nuevo proceso de reparación de la madera a través de membranas de celulosa que utiliza como adhesivo ciertos compuestos de fibras y resinas naturales. El resultado es una mayor resistencia de la madera, que además se consigue con un nulo impacto ambiental.

Algunos de los datos recabados durante la investigación del proyecto se encuentran los relacionados con el uso de la madera de diámetro pequeño en Europa. Los resultados muestras que las especies elegidas como las que mejor pueden aprovecharse para los nuevos modelos de construcción sustentable son: el castaño (Castanea sativa); el abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii); el alerce europeo o lárice (Larix decidua); el abeto rojo o abeto de Noruega (Picea abies) y el abeto o pícea de Sitka (Picea sitchensis).

Asimsmo, se estudiaron también las resinas naturales o bioresinas, sus propiedades y las tecnologías que hacen uso de ellas, así como el grado de compatibilidad que tienen cada una de sus clases con los distintos tipos de madera. Las bioresinas son polímeros (materiales plásticos) elaborados a partir de materiales orgánicos, como el maíz, el azúcar y los residuos agrícolas y forestales, por lo que se les considera sustentables.

El proyecto CELLUWOOD está financiado de manera parcial por el programa Eco-innovation de la Comisión Europea. También cuenta con patrocionio del IMPIVA (Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana), así como de la FEDER de la Unión Europea.

La coordinación corre a cargo de la empresa británica InWood Developments y participan también la Universidad de Brunel (Reino Unido), Chimar Hellas (Grecia), Contemporary Building Design (Eslovenia), Tecnifusta (España) e InnovaWood (Bélgica).

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

4 Responses to Desarrollan nuevos procesos para la madera de construcción en Europa

  1. bolsas biodegradables says:

    Es una muy buena iniciativa la de investigar y desarrollar materiales de construcción ecológicos, hay que ser conscientes de que nuestro mundo se está deteriorando y lo tenemos que cuidar!

  2. camaras de vigilancia says:

    Me parece una idea increíble que puedan desarrollar nuevas tecnologías para la producción de materiales pro-ambientales. ojala que pronto podamos todos disfrutar de esta tecnología.

  3. Nelly says:

    No sabía que la fabricación de láminas de madera se llevara tantas cantidades de agua, qué ignorancia! Ojalá estos procesos lleguen a todo el mundo para reducir el impacto medioambiental global.

  4. Alfredo Dumit says:

    Qué padre este tipo de inventos europeos, yo me pregunto porqué en méxico no tenemos mayor creatividad para la ciencia y los avances en cuidado al medio ambiente? si nosotros somos los principales testigos y víctimas de la deforestación, la extinción de especies de fauna y flora..

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*