7 Pequeñas acciones en casa para reducir la contaminación

Alrededor del mundo la contaminación va en aumento; las grandes industrias, los automóviles y muchas otras suelen emitir grandes cantidades de gases contaminantes, por lo que los gobiernos aún tienen un largo camino por recorrer, exigiendo y aplicando estándares de sustentabilidad. Sin embargo, existen unas tareas que podemos hacer para cuidar del medio ambiente desde casa, que son sencillas e incluso pueden dejarnos ahorros para la economía doméstica.

Muchos expertos en temas de medio ambiente y sustentabilidad indican que cuidar nuestro ecosistema y ser amigable con el medio ambiente es más fácil de lo que parece, ya que para generar un menor impacto al medio ambiente es necesario integrar dos conceptos en la vida cotidiana: el uso eficiente de los recursos y el consumo responsable, es decir, tomar consciencia sobre los productos que consumimos y el posible daño que ocasionan al medio ambiente, de modo que podamos realizar acciones para frenar el daño que ocasionamos desde el hogar.

Las pequeñas acciones para colaborar y volvernos un hogar eco-friendly son:

  1. Juntar nuestra ropa para lavarla

Una acción sencilla, pero que puede ayudarnos a reducir los volúmenes de agua para la lavadora, ya que muchas veces no juntamos cargas completas para lavar, sin embargo, juntar la ropa nos ayudará a aprovechar al máximo la luz y el agua utilizada, ya que además utilizaremos menos agua para el enjuague.

  1. Usar lo justo y necesario en productos del hogar

Tanto los detergentes, desinfectantes, limpiadores de piso e incluso insecticidas son altamente contaminantes, por lo que debemos evitar sobrecargar las aguas residuales con los químicos que utilizamos en casa.

  1. Revisar etiquetas de electrodomésticos

Al comprar nuevos electrodomésticos, debemos fijarnos en que declaren certificadamente ser más eficientes con el uso de la energía. Muchos de estos tienen mayor vida operativa útil, por lo que no tenemos que sustituirlos a corto plazo ni repararlos, por lo que generamos menos contaminación y menos gastos para el bolsillo.

  1. Ahorro en sistemas de calefacción

Arreglar las ventanas y evitar que el calor salga de nuestro hogar es la mejor forma de evitar que los flujos de aire de baja temperatura entre a las habitaciones durante los meses de invierno, lo que puede hacernos gastar más en sistemas de calefacción. El ahorro en energía o en combustible es alto cuando usamos menos la calefacción.

  1. Basura orgánica no siempre es basura

Muchas veces desechamos los residuos que pueden ser aprovechados como composta para nuestro jardín, por ejemplo las cáscaras de huevo, que son alimentos de gran calidad para las plantas. Separar los residuos orgánicos vegetales generados durante la preparación de alimentos, permite disminuir el volumen total de residuos que requerirán ser trasladados a un vertedero o relleno sanitario.

  1. Separar la basura

Esta es la mejor manera de disminuir el volumen de residuos que enviamos a un vertedero o relleno sanitario. Podemos adquirir contenedores de diferente tamaño y color para separar papeles, cartones Tetra Pak, pilas, vidrios, artefactos electrónicos, entre otros, y planificar su disposición en un punto cercano para cuando alcancen un volumen de llenado considerable.

  1. Las 3 R’s: Reducir, Reutilizar, Reciclar

Antes de tirar a la basura un envase, es buena idea aplicar las 3 r’s (Reducir, Reutilizar, Reciclar) y evaluar la posibilidad de extender su vida útil. Así, una botella de plástico podría utilizarse para almacenar frutos secos, semillas, ser maceteros para iniciar una huerta u organizar la caja de herramientas.

This entry was posted in educacion ambiental. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*