Río de Janeiro: aguas sucias y ambiente contaminados

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Los Juegos Olímpicos son un evento que siempre hace noticia en todo el mundo, desde la planeación de la sede hasta la preparación del estadio y la inauguración en donde se llevarán a cabo, pues se trata de llevar a los mejores atletas de todos los países del mundo a competir por la excelencia. A pesar de todas las noticias que se dieron en torno a estos juegos que muchos consideran los más polémicos de la historia, como la contaminación del aire, del agua y las vidas que costó hacer el estadio, hoy se llevan a cabo pero no sin percances.

Hace una semana fue noticia la fosa de clavados que se tornó verde de la noche a la mañana dentro del estadio olímpico desatando una serie de dudas sobre la higiene que se mantiene en las sedes, abriendo el tema de la limpieza que se tiene en general en Río de Janeiro. Cuando apenas iban a ser inaugurados los juegos se especuló sobre los posibles riesgos que corrían los deportistas, quienes hasta ahora no han enfermado, sin embargo apenas hace unos días una reportera cayó en coma por una extraña infección.

Y no es para menos, estudios previos a la inauguración arrojaron resultados preocupantes sobre la cantidad de virus y bacterias presentes en todos los cuerpos de agua de la ciudad que ponen en riesgo diariamente a los 400 atletas que van a participar en competencias acuáticas.

También los turistas están en riesgo ya que las playas de Ipanema y Copacabana, dos de las playas más populares presentan elevados niveles de contaminación por basura y bacterias.

Estudios publicados hace un año muestran que en las aguas se encuentran niveles virales de hasta 1.7 millones de veces por arriba de lo que se considera como nivel de alarma en Estados Unidos o Europa, dando como resultado que cualquier persona que no se encuentre habituada a este tipo de ambientes, con dos o tres cucharadas pequeñas de agua que consuma puede caer gravemente enfermo de las vías estomacales, respiratorias y de manera menos habitual pero también posible, inflamaciones cardíacas y cerebrales.

Es por esto que a las personas que visitan las playas de Rio de Janeiro para estas olimpiadas se les recomendó ampliamente evitar nadar en cualquier mar, río o lago de la sede esperando que los percances sean los menores posibles.

This entry was posted in contaminacion. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*