Ayudar a preservar el medio ambiente en buen estado, está en manos de todos.

Algunas veces nos imaginamos que cuidar el medio ambiente es una tarea para personas capacitadas o para los gobernadores, en el peor de los casos pensamos que el daño que le hemos hecho al medio ambiente es tan grave que es irreversible y ya no hay nada más que hacer. Estos dos pensamientos son incorrectos ya que ayudar a que el medio ambiente se recupere o no se vea tan dañado, es una tarea que todos podemos llevar a cabo, incluso desde la acción que menos nos imaginemos.
Uno de los casos más alarmantes alrededor del mundo es la cantidad de automóviles que existen circulando por las calles, en algunas casas podemos ver que incluso la cantidad de coches sobrepasa a la cantidad de personas viviendo en ese lugar. Un importante consejo que podemos llevar a cabo con nuestros coches es intentar no usarlos todos los días, darle un descanso al coche y de esta manera podemos incluso darnos un respiro a nosotros mismos; ya que si la utilización del coche es inevitable, lo menos que podemos hacer es tenerlo siempre afinado, cambiarle los filtros cada año y tener las llantas muy bien infladas para evitar la sobrecarga del motor del coche, en esta misma línea es importante evitar los acelerones, más si vamos con varias personas dentro del auto.
Otra medida, para aquellos que no tienen coche (y para quienes lo tienen también) podemos en casa evitar utilizar las hornillas de nuestra estufa comiendo más ensaladas, lo que por supuesto también ayuda a nuestro organismo, evitar utilizar máquinas para hacer cosas que podemos hacer a mano, como abrir una lata, barrer en vez de aspirar y en caso de tener una pantalla no dejarla prendida cuando no la estemos utilizando. También podemos comprar productos que estén envueltos en papel reciclable, al momento de ir al supermercado, llevar un carrito y pedir nuestras compras en bolsas de papel y no de plástico, o mejor aún, llevar nuestras propias bolsas de tela que son más resistentes y nada contaminantes. Revisar que no haya fugas de agua o de gas es muy importante, así como apagar todas las luces y aparatos que no utilicemos.
En el caso de necesitar dispositivos que utilicen baterías, siempre asegurarnos de que sean pilas recargables para evitar desechar pilas cada vez que se acaben ya que son muy contaminantes. Por último, no tomar baños muy prolongados ni utilizar mucha agua ni jabón para lavar nuestros patios y casas ya que una sola gota de detergente contamina litros y litros de agua.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*