Olintla y Huehuetla: víctimas del cambio climático

Puebla es un estado que se caracteriza por tener climas templados y húmedos que favorecen el crecimiento de las cosechas, a pesar de que la gran parte del tiempo, debido a que se encuentra rodeado por altas montañas, las lluvias son escasas.
Olintla y Huehuetla, dos importantes municipios de Puebla, se encuentran en una crisis climática ya que gracias a una intensa ola de calor que ha azotado a esta región últimamente las tierras se han vuelto infértiles y los habitantes temen que debido a la falta de agua comiencen a haber casos de deshidratación en niños y adultos mayores, así como la aparición de infecciones gastrointestinales y de la piel, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores. En muchas ocasiones, estos municipios han sido sede de importantes eventos y ferias tradicionales como el Carnaval de Huehuetla, en donde se hace la ya tradicional danza del fuego. Hoy en día, este lugar es el único del Estado de Puebla en donde se lleva a cabo esta danza, siendo sede de un importante número de personas que asisten a presenciar el tradicional acto.
Por su parte, Olintla cuenta con la Danza de los toreadores y la Danza del Negrito, la cual, llevan a cabo con la vestimenta típica totonaca año tras año. Cuenta también con una deliciosa gastronomía que consta del llamado “mole del sembdrador”, atole y tamales, lo cual le da una especial importancia a las cosechas. Es por esto, que la sequía a la que se enfrentan estos dos importantes municipios, los exponen a una fuerte escases de comida, lo que a su vez, a decir del especialista Benjamín Ortiz Espejel, coordinador del Programa Interdisciplinario en Medio Ambiente (PIMA) de la Universidad Iberoamericana, provocará una intensa migración en la Mixteca Poblana, lo que representa un importante decrecimiento de los productores del municipio, llevándolo a la bancarrota.
Para intentar evitar este desastre, se planea llevar a cabo un plan emergente que ya se ha llevado a cabo en otros Estados y ahora se intentará en Puebla para revertir los efectos del cambio climático y cuidar a la población, ya que los habitantes marginados son los más afectados por esta terrible onda de calor.
Se espera que este plan ayude a evitar tanto el desabasto de comida como la muerte por deshidratación de cientos de animales y personas en situación de riesgo, ya sea por su edad o por su situación económica.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*