Desecho ecológico de las pilas usadas

¿Sabías que las pilas contienen elementos nocivos para el medio ambiente, y que son liberados cuando se rompen o descomponen? Muchas personas no saben lo dañinas que son las pilas, por lo que las tiran al contenedor de basura una vez que llegan al final de su vida útil, sin embargo para evitar sus efectos dañinos es necesario deshacerse de ellas de forma ecológica.

Las pilas proporcionan energía para nuestros dispositivos electrónicos, por lo que encontramos de diferentes tipos, desde las pequeñas y redondas pilas para relojes y juguetes, hasta baterías o acumuladores para vehículos. Es recomendable elegir aquellas que pueden tener varios ciclos de carga y descarga, para prolongar su vida útil.

¿Por qué las pilas contaminan?

De acuerdo con el tipo de pila, algunas contienen polvo de zinc, dióxido de manganeso, mercurio, cadmio y níquel, que pueden causar la muerte de especies que habitan en la naturaleza, así como intoxicar las aguas. Si las pilas son vertidas en el suelo, la tierra que entra en contacto con los componentes quedará estéril, y si acaso llega a crecer vegetación, será tóxica para otros seres vivos.

¿Cómo tirar las pilas?

Las pilas usadas no deben tirarse en el bote de basura normal, lo ideal es destinar un contenedor para almacenarlas y posteriormente llevarlas a un centro de recolección, donde se puedan aprovechar sus componentes para fabricar nuevas baterías. Evita dejar pilas abandonadas en los aparatos o juguetes, ya que pueden descomponerse sin que lo notes; en caso de notar que hay una pila rota o cuyo contenido se está vaciando, usa guantes de látex y guárdala en una bolsa aparte.

Si en tu localidad no hay centros de acopio de pilas usadas, puedes formar ladrillos con pilas y cemento, además puedes aprovechar las botellas de plástico para este fin. Simplemente tienes que utilizar un molde y rellenarlo con las botellas en donde almacenes las pilas usadas, cerrando bien la tapa a modo de cápsula. Posteriormente vierte el cemento y deja que seque para que puedas usarlo, ya sea como un escalón, una maceta o cualquier otro objeto útil para tu hogar.

En el caso de las baterías de auto, no las abandones en el contenedor de basura, mejor llévalas a lugares de venta de acumuladores usados para que se aprovechen sus componentes y vuelvan a utilizarse sin dañar al medio ambiente. Recuerda que proteger a nuestro planeta es indispensable para tener una mejor calidad de vida para nosotros y las generaciones posteriores, y que cada acción positiva tendrá beneficios a largo plazo.

This entry was posted in cuidado del medio ambiente, Reciclaje. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*