¿Casa de plástico?

Con la cada vez más acelerada demanda que han tenido los plásticos en la era moderna, es fácil intuir el daño que provocan al medio ambiente, ya que al ser derivados del petróleo, son objetos difíciles de reciclar, por lo que muchos individuos y asociaciones alrededor del mundo han puesto sus ojos en la manera de cómo combatir esta contaminación.

Tal es el caso de un grupo de jóvenes paraguayos, quienes preocupados por el planeta iniciaron a finales del año 2011 en la ciudad de Ayolas la construcción de la primera casa hecha íntegramente de material reciclado, teniendo como base los llamados “Eco ladrillos”, que fueron desarrollados por una asociación no lucrativa.

Con la recolección de poco más de 3000 botellas de plástico además de muchas bolsas de polietileno comenzaron la labor desde el año 2008 que fue constituida dicha asociación, y desde entonces la planeación comenzó. Una vez que hubieron recolectado semejante cantidad, la construcción comenzó en marzo de 2011 en el terreno perteneciente a una escuela en el cual también se llevaban a cabo las reuniones: éstas sirvieron también para que los jóvenes interesados en el proyecto tuvieran acceso a la biblioteca pública que aquí se encuentra. La vivienda está proyectada con unas medidas de 6 x 4 m. y contará con servicio de agua potable y electricidad.

Para poder construir los cimientos, se utilizarán 600 botellas rellenas de arena, esto con el objetivo de que tengan la estabilidad suficiente. A pesar de que en su gran mayoría esta casa estará compuesta de elementos de reciclaje, los pilares principales serán construidos con ladrillos.

La idea de construir esta casa se encuentra alentada por el grupo ambientalista Pura Vida, pero a pesar de que cuentan con el apoyo de varias instituciones, se enfrentan a la dificultad de que no existen tantas personas que se encuentren familiarizadas con el tema. La idea original surge alrededor de 2001 en Guatemala.

A pesar de que la casa aún no se encuentra terminada, es un ejemplo de que los materiales que en muchas ocasiones son usados una vez y posteriormente desechados, resultan de mayor accesibilidad para hacer otras cosas, además de que representan un ejemplo de pasos a seguir para hacer un planeta más sustentable. De la misma manera se constituye como una opción para aquellas personas que no cuentan con una vivienda y que no tienen los recursos suficientes para poder hacer una construcción convencional.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*