Ahorro de agua en casa: sencillo, económico y divertido

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

El año pasado fuimos testigos de uno de los casos que probablemente podría ser catalogado como el más absurdo e injusto en la historia de la justicia estadounidense, pues Gary Harrington, habitante de una ciudad de Oregon fue arrestado por recolectar en tres tambos el agua de lluvia a la que daba diferentes usos dentro de su casa; aunque la multa fue de 1500 dólares y la sentencia de 30 días de cárcel, se le dejó ir bajo la advertencia de no poder recolectar agua de lluvia nuevamente pues el agua es “pública” y recolectarla es ilegal.

Afortunadamente y a pesar de que el sistema legal mexicano no es el más coherente ni equilibrado, aquí la recolección de agua de lluvia es perfectamente legal, por lo que empezar a ahorrar en gasto de agua es solo cuestión de querer empezar. En el hogar es en donde más se desperdicia el agua sin darnos cuenta; quienes tenemos agua corriente a veces no nos damos cuenta de que usamos más de la que realmente necesitamos y cuando por algún motivo llegamos a sufrir un corte de agua, es que nos damos cuenta de todo lo que podríamos ahorrar si cambiásemos ciertos hábitos.

A continuación dejamos algunos consejos que pueden ser aplicados en cualquier hogar para ahorrar incluso cientos de litros de agua a la semana:

  • Tomar duchas en vez de baños, que puede reducir el consumo de agua notablemente; si tenemos tina podemos reutilizar el agua de la ducha para bajarle al retrete.
  • Dejar de usar el lavavajillas que desperdicia bastante agua y regular el uso de la lavadora para meter cargas más amplias.
  • El agua que utilicemos para hervir las verduras y para lavarlas podemos reciclarla para regar las plantas; antes de echar el agua en las macetas debemos asegurarnos que está totalmente fría, pues caliente puede matarlas.
  • Si tenemos peces, el agua sucia del acuario puede ser también buena para regar plantas, pues ambas (la de las verduras y la del acuario) tienen una gran cantidad de nutrientes.
  • Los platos hondos colocados debajo de las macetas ayuda a reciclar mucha agua y les damos a las plantas la oportunidad de permanecer hidratadas.
  • Con las pequeñas regaderas que se ponen en los grifos de la cocina y del baño podemos hacer que el chorro sea menor y evitamos el desperdicio.
  • Poner un envase reciclado de algún yogurt de un litro debajo del grifo del baño sirve para bajarle al retrete.

Para captar el agua de la lluvia sencillamente podemos poner cubetas en el patio o azotea de nuestras casas durante la tormenta y una vez que paró, podemos filtrarla con un trapo para quitar los restos de polvo y usarla para limpiar los pisos y baños.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*